INSPIRACIÓN PARA SOÑAR DESPIERTOS

 In BODAS

Gracias a ese virus que no vamos a nombrar, en el mundo de las bodas abundan nuevas propuestas e ideas para afrontar la realidad con optimismo, para adaptarnos a las medidas y mantenernos seguros, ideas de bodas íntimas, incluso sin invitados. Pero, ¿qué pasa si aún deseas una boda con besos y abrazos, trescientos invitados y barra libre hasta el amanecer? Pues tenemos novios a quienes no les importa esperar hasta el siguiente año con tal de tener la boda que sueñan. Tranquilos respiran los novios que lograron unir sus vidas justo antes de que todo esto sucediera y que hoy nos servirán de inspiración. Es el caso de nuestra querida Paloma, que en Octubre del año pasado celebró la boda de sus sueños con David, su flamante pareja. Te contamos los detalles.

Lo primero, la inspiración; podríamos decir que esta fue una boda otoñal moderna y ya que la novia es muy detallista, se esmeró en hacer de cada momento algo muy personal. Toda la papelería tuvo un diseño exclusivo que corrió a cargo de SENSATION, un monograma que se plasmó en el sello de lacre y los regalos para invitados, el nombre de la pareja con una tipografía manuscrita y el follaje otoñal hecho en acuarela se utilizaron en las invitaciones, seatting plan, marca sitios y otros materiales impresos del evento. El color burdeos predominaba en los elementos más importantes no sólo en la papelería sino también en la decoración.

La ceremonia se llevó a cabo en la parroquia de Santa María de las Nieves en Villanueva del Ariscal. Todos los invitados esperaban ansiosos a la pareja en la iglesia cuya decoración floral corrió a cargo de Floristería de la Rosa. El novio llegó del brazo de su madre vestido de chaqué gris impecable y con una sonrisa de oreja a oreja. La novia arribó acompañada de su padre en un Beattle clásico color burdeos, ambos derramando felicidad cruzaron el umbral de la iglesia, ella llevaba en una mano el exquisito ramo  otoñal creación de la Florería de Huelva y con la otra tomaba del brazo a su padre que sabía que la niña de papá, la más pequeña de la casa, se iba para comenzar una nueva vida.

Aunque las imágenes hablen por sí mismas, cabe decir que la novia lucía espectacular de pies a cabeza, con un vestido de dos piezas, un boddy de manga larga con falda en raso color blanco roto elaborados por su madre la modista Manuela de la Rosa, en los hombros llevaba apliques a juego con el tocado, ambos diseños de Carmen Marcos, inspirados en el follaje otoñal.  

La celebración fue en la Hacienda el Cortijuelo, donde los aperitivos no se hicieron esperar a cargo del catering El Candil. Guirnaldas de borlones de colores otoñales colgaban a lo largo de la entrada dando la bienvenida. En el patio, dos salas de descanso y mesas altas para asegurar la comodidad de los asistentes y por supuesto los novios que vieron el tiempo pasar como agua hasta que llegó la hora del banquete.

En el salón, las mesas estaban esperando, la mesa presidencial estaba coronada por un arreglo floral de plumas que flotaba como una nube en medio del salón. En cada lugar el marca sitio y minuta con el mismo diseño de las invitaciones para mantener una misma línea estética y estilo, además un obsequio para cada invitado; para las mujeres, un par de alpargatas blancas dentro de una tote bag con el monograma y nombre de los novios impreso con sello de caucho, para los hombres, una botella de vino oloroso de Bodegas Góngora.

Después de un banquete de primera calidad y sorpresas para y de los más cercanos a la pareja, llegó el momento de celebrar, en una sala contigua al salón, el equipo de sonido esperaba para comenzar la barra libre, el photocall junto a la sala lounge ostentaba la frase “Que el fin del mundo nos pille bailando” elegida por la pareja para ser impresa en algunos otros detalles del gran día. El Candy bar alusivo a un bosque otoñal, repleto de chuches y dulces tradicionales hechos por miembros de la familia.

Para cambiar el tono, la novia se quitó la parte de abajo de su vestido y lo suplió por una falda de plumas perfecta para la ocasión. Y para abrir la pista, Anabel Carmona entonó “Moon river” a capella, generando una atmósfera romántica y sublime para luego dar paso al DJ Dog que reventó la consola con todos los temas bailables. Ya entrados en la fiesta, David, el novio, se animó pinchando un set y terminó de encender el ambiente, que no paró hasta la madrugada en la que hubo un momento de sosiego cuando llegaron las pizzas a la leña de Pizza Ulivo para la recena.

Un día muy largo que se fue como agua: divertido, emotivo, vistoso y sobre todo memorable, muchas escenas fueron congeladas en el tiempo por Aída y Víctor fotografía que saben captar no sólo el mejor ángulo sino también los mejores momentos.

Una noche personal hecha a medida y con todo el corazón (como debe ser “el primer día del resto de tu vida”), una noche en la que vimos como nuestra querida Paloma, la benjamina, la creativa, la peque, comenzaba frente a nosotras la historia de su propia familia.

 

 

 

Maquillaje: @antonioesteticista

Peluquería: @estefaniacuencafernandez

Vestido: @mmanueladelarosa

Tiara y aplicaciones: @carmenmarcosccm

Ramo: @lafloreriahuelva

Flores: Floristería De la Rosa (Umbrete)

Foto: @aidayvictor

Traje de David: Trafalgar

Zapatazos de David: ZARA

Alianzas: @joyeriaartesaniacsmpos

Música ceremonia: @anacarcot y @juanjevaZquez

Lugar de celebración: Hacienda Cortijuelo

Catering: El Candil

Obsequio hombres: Bodegas Góngora

DJ: @Djdogsevilla

Deco: SENSATION

Coordinación: @laorganizadoradesuenos

Vídeo: La barbería film

Neón: Lumiere

Recena: Pizza Ulivo

Recommended Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search