Entre bodegas y luces flotantes

 In BODAS

Hoy os mostramos la romántica boda de Ana y Tom.

Esta pareja se dio el “sí quiero” el 17 de Septiembre de 2016. Eligieron un enclave maravilloso para ello: el Santuario de Nuestra Señora de Loreto situado en Espartinas, en el corazón del Aljarafe sevillano.

A la boda acudieron invitados de numerosos rincones del mundo ya que Ana, nuestra novia, aunque es sevillana, es una viajera incansable. Pero no menos lo es Tom, de origen holandés pero enamorado de España. Así que no es de extrañar que tengan amigos repartidos por todo el mundo.

El trabajo con ellos ha sido muy satisfactorio, han estado pendientes de cada detalle y siempre abiertos a nuestras sugerencias. La confianza mutua es la clave.

La boda estuvo repleta de detalles. Ambos llegaron en un par de taxis de corte inglés junto a la madrina y el padrino respectivamente. Tom lucía un espectacular traje y Ana llevaba un modelo exclusivo, realizado por María Manuela de la Rosa, gran modista y amiga personal de la familia.

Las entrañables palabras de familiares y amigos de la pareja y la privilegiada voz del tenor Germán Castro Juncá acompañado de órgano y violín sirvieron de melodía para la ceremonia.

 

Para la posterior celebración todos los invitados se dirigieron a Bodegas Góngora, una bodega emblemática y con historia sitiuada en la localidad de Villanueva del Ariscal.

No podía faltar en una bodega un venenciador que daba la bienvenida a los invitados con un vino de la tierra. Copa en mano, los invitados disfrutaron de un paseo por las bodegas lleno de sorpresas como el rincón de fotos y el libro de firmas que con tanto cariño preparó la novia para sus invitados.

Tras el hermoso paseo, los invitados llegaron a un patio interior donde dieron buena cuenta de los deliciosos aperitivos de la mano de Catering QM. La música ambiente estuvo  pinchada por una DJ amigo de Tom. En el pozo que preside este bonito patio colocamos el Seating Plan con cajas y botellas de vino que Ana y toda su familia estuvieron reuniendo durante casi todo el año.

La cena se sirvió al atardecer en los jardines de la bodega. Las guirnaldas de luces de la mano de ludisum, envolvieron la velada en ese halo romántico que no dejamos de sentir durante todo el día.

Durante la cena hubo risas y lágrimas de emoción, como cuando Ana hizo entrega de su ramo a sus dos mejores amigas.

Finalizada la cena siguieron las sorpresas, esta vez para los novios, ya que sus amigos habían repartido farolillos prendieron a la vez y dejaron volar hasta el cielo que parecía inundado de miles de luciérnagas.A esto les siguió un precioso video de  sus familias y amigos que nos hizo llorar y reír al mismo tiempo.

Justo ese día los padres de Ana también celebraban su aniversario de bodas así que su hija y Tom les prepararon otro cariñoso video que os mostramos abajo realizado por www.xpresartefotografia.es.

Fue una boda especial para nosotros, muy emotiva y cargada de detalles, con unos novios muy implicados en todo al igual que familiares y amigos, que diegomontilla supo recoger con imágenes como las que os mostramos.

 

Gracias Ana  y Tom por confiar en nosotros y que la vida os trate siempre con el mismo cariño que desprendeis.

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search